Acero laminado en Valencia

Acero laminado

El material más usual que se utiliza en calderería es el acero laminado y vigas en diferentes aleaciones, formas y espesores. Siendo materia prima de nuestro trabajo, en Vicente Calabuig e Hijos S.A. queremos explicar un poco sus características y la manera en que es procesado.

Para manejarlo, contamos con maquinaria que incluye cizallas para cortar chapa, plegadoras, prensas de estampar y troquelar chapa, máquinas de rodillos, remachadoras, máquinas de soldar y sopletes de corte, máquinas de corte y recanteado, sierras orbitales, etc.

Primordialmente, hay dos formas de tratar el acero laminado:

En caliente: presionando el metal a través de rodillos industriales que lo manipulan de acuerdo con ciertas especificaciones. El metal caliente es más maleable, y por lo tanto más fácil de trabajar. La temperatura de la laminación del acero es de unos 1200 °C.

El frío se produce cuando el acero que se ha creado durante el laminado en caliente se deja enfriar antes de que se enrolle a su forma final. En el acero se producen unas escamas al reaccionar con el aire y se oxida. Estas escamas son susceptibles a la corrosión acelerada, por lo que se realiza un rompimiento de escamas pasando a través de unos rodillos grandes y pequeños, y se le hace el decapado, consistente en sumergirlo en 3 baños separados de ácido clorhídrico (de menor a mayor fuerza) y por último se lubrica con aceite para evitar la oxidación futura.

En Vicente Calabuig e Hijos S.A. tenemos más de 50 años de trayectoria y experiencia en el sector metalúrgico industrial y ponemos todos nuestros conocimientos a su servicio. Estamos ubicados en la ciudad de Valencia.
Acero laminado